Ley de Segunda Oportunidad

Cancela tus Deudas y Comienza tu Vida de Nuevo

Te vamos a informar sobre todo lo que necesitas saber acerca de la Ley de Segunda Oportunidad en España, desde los requisitos para acceder a ella hasta el proceso completo que debes seguir para aplicarla.

No dejes ni un renglón por leer si quieres descubrir cómo la Ley de Segunda Oportunidad puede ser la solución que estás buscando para cancelar tus deudas y comenzar de nuevo con un nuevo futuro.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad, establecida en España por la Ley 25/2015 y modificaciones posteriores, ofrece a individuos y autónomos insolventes la posibilidad de cancelar sus deudas.

El procedimiento de Segunda Oportunidad en España cumple una triple función: social (regeneración de la economía ciudadana), efectividad de cobro (transparencia y disposición para los acreedores) y economía procesal (unificación de reclamaciones de cantidad en un único proceso polivalente).

¿Qué requisitos hay que cumplir para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Los requisitos que deben de cumplirse para poder llevar a cabo la Ley de Segunda Oportunidad son los siguientes:

  • Insolvencia del deudor: El deudor debe ser insolvente y demostrar que no cuenta con patrimonio suficiente para hacer frente a sus deudas.
  • Buena fe por parte del deudor: Es necesario que el deudor haya actuado de buena fe
  • Acuerdo extrajudicial de pagos: ya no es necesario con la nueva ley.
  • Oferta de empleo: Se suprime el requisito de que el deudor no haya rechazado una oferta de empleo en los cuatro años anteriores a la declaración de concurso.
  • Plazo entre exoneraciones: El plazo entre exoneraciones se reduce a un mínimo de 5 años y en el caso de exoneraciones mediante un plan de pagos, el plazo será de dos años.

¿Qué deudas puedo cancelar con la ley de Segunda Oportunidad?

Puedes cancelar hasta el 100% de tus deudas, para ser más detallados esta ley permite cancelar una amplia variedad de obligaciones entre las que podemos destacar las siguientes:

  1. Deudas con entidades financieras: Esto incluye créditos bancarios, préstamos personales, hipotecas en la medida que excedan el valor de la vivienda vinculada a ellos, y otras obligaciones financieras.
  2. Deudas con la Administración Pública: Aunque en principio la ley permite incluir deudas tributarias y con la seguridad social, estas están sujetas a condiciones más estrictas y no siempre pueden ser exoneradas completamente. Generalmente, se deben cumplir ciertos pagos mínimos o acuerdos de pago.
  3. Deudas con proveedores y otros acreedores comerciales: Esto puede incluir facturas pendientes, cuentas por pagar a proveedores, y otros compromisos comerciales no saldados.
  4. Otros pasivos: Como deudas por responsabilidades civiles, incluidas indemnizaciones por daños y perjuicios, siempre que no deriven de condenas por delitos.

Sin embargo, hay ciertas deudas que generalmente no se pueden cancelar bajo esta ley, como son las multas y otras sanciones administrativas, así como las indemnizaciones derivadas de delitos.

¿Se cancelan las deudas para siempre?

Sí, bajo la Ley de Segunda Oportunidad en España, una vez se concede el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) y se cumplen todas las condiciones establecidas, las deudas se consideran canceladas de forma definitiva. Esto significa que los acreedores ya no pueden reclamar el pago de esas deudas al deudor.

¿Cuál es el objetivo de la Ley de Segunda Oportunidad?

Este mecanismo legal tiene como objetivo permitirles superar dificultades económicas, eliminar sus deudas y empezar de nuevo, protegiendo al mismo tiempo los derechos de los acreedores.

Requiere cumplir ciertos requisitos y busca facilitar la recuperación económica sin la carga permanente de deudas pasadas

¿Realmente funciona la cancelación de las deudas?

Es normal que tengas esta duda, parece algo poco realista que te perdonen una deuda, pero puedes ver nuestros cientos de casos de éxito que puedes revisar pulsando aquí, donde podrás ver como hemos quitado la deuda a nuestros clientes.

¿Cuál es el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad?

El proceso se desarrolla en varias etapas:

  1. Conseguir un buen equipo de abogados
  2. Juntar la documentación para acreditar la insolvencia
  3. Presentación de la demanda en el juzgado mercantil
  4. Fase Judicial, en esta etapa se pueden dar tres tipos de situaciones.

Sin bienes: Para deudores sin bienes para liquidar, permite la cancelación total de deudas.
Con Plan de Pagos: Permite proteger ciertos bienes y cancelar una parte de las deudas, afrontando el resto mediante un plan de pagos de 3 a 5 años, tras lo cual se concede la exoneración definitiva.
Con Liquidación: Esta opción permite al deudor cancelar todas sus deudas pendientes (salvo las legalmente no exonerables) a cambio de liquidar todo su patrimonio.

¿Cuánto dura el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad?

La duración del proceso dependerá de la situación del caso y del tiempo establecido principalmente por el Juzgado y el administrador concursal.

En ámbitos generales el proceso debe de llevarse a cabo en un periodo de tiempo máximo de 18 meses que es lo establecido por la ley.

Por lo general el periodo de exoneración tiene una duración mínima de un año, aunque hay casos en los que la exoneración se ha llevado a cabo en un mes después de presentar la demanda.

 

Documentación necesaria para solicitar la Ley de la Segunda Oportunidad

Un resumen de los requisitos principales para acceder a la Ley de Segunda Oportunidad en España:

  1. Demostrar insolvencia: No poder hacer frente a las deudas actuales ni a las que vencen en el corto plazo.
  2. Buena fe:
    • Haber intentado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.
    • No haber sido declarado culpable en un concurso de acreedores.
    • No haber solicitado la exoneración del pasivo insatisfecho en los últimos 10 años.
    • No haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, o contra los derechos de los trabajadores en los últimos 10 años.
  3. Listado completo de deudas y bienes: Presentar un inventario de todos los activos y pasivos.
  4. Acuerdo extrajudicial de pagos: Haber intentado, sin éxito, alcanzar un acuerdo con los acreedores para el pago de las deudas.
  5. Procedimiento concursal: Si el acuerdo extrajudicial no se logra o fracasa, se debe iniciar un procedimiento concursal.
  6. Liquidación de bienes: Excepto aquellos considerados inembargables, antes de solicitar la exoneración de las deudas restantes.
  7. Cumplimiento de ciertas obligaciones: Como el pago de los créditos contra la masa y los créditos privilegiados, si los hubiera.

Estos requisitos buscan garantizar que solo quienes verdaderamente no pueden pagar sus deudas y han actuado de manera honesta puedan beneficiarse de la ley, ofreciéndoles una segunda oportunidad para empezar de nuevo financieramente.

Preguntas frecuentes sobre la Ley de la Segunda Oportunidad

  • ¿Qué ocurre si el deudor tiene propiedades a su nombre?

    Tras la reforma, no es necesario liquidar la vivienda habitual si el deudor se compromete a un plan de pagos con reducción de las deudas.

    Será el deudor quien deba elegir entre liquidar los bienes existentes y cancelar todas las deudas, o mantener sus bienes y aprobar un plan de pagos que cubra parte de las deudas.

  • Una vez ha finalizado el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad, ¿Qué ocurre conmigo?

    Una vez finalizado el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad desaparecerás de las listas de morosidad, hacienda o seguridad social en las que te encuentres, podrás continuar con tu negocio en caso de que seas autónomo además de poder empezar de cero sin deudas.

  • ¿Cuáles son los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad?

    Los beneficios son claros, no tendrás que pagar tus prestamos, no te llamaran los cobradores y saldrás de listados como ASNEF, igualmente hemos hecho una recopilación de los beneficios que nuestros clientes más agradecen:

    • Cancelación de deudas y oportunidad de empezar de cero

    • Suspensión del pago de deudas y cuotas mensuales a todos los acreedores.

    • Paralización de los intereses y recargos de las deudas

    • Interrupción de embargos y ejecuciones

    • Mantenimiento de la vivienda habitual del deudor

    • Cancelación de hasta 10.000€ de deudas con Hacienda y otros 10.000€ con la Seguridad Social

    • Salida de ficheros de morosos

    • Para las llamadas de los cobradores

  • ¿Qué deudas no puedo cancelar con la Ley de Segunda Oportunidad?

    • Hipotecas o créditos garantizados (hasta donde alcanza la garantía: inmueble, acciones, etc.), y recargos asociados.

    • Salarios a los empleados.

    • Pagos debidos a colaboradores o por derechos de autor (de los 6 meses anteriores).

    • Indemnizaciones laborales por despido, hasta cierto límite.

    • Indemnizaciones por accidente o enfermedad, anteriores al concurso, hasta cierto límite.

    • Algunas reclamaciones e indemnizaciones no pagadas.

  • Una vez acogido a la ley de Segunda Oportunidad, ¿puedo volver a solicitarla si cuento con una nueva deuda?

    Es posible volver a solicitar el beneficio de la Ley de Segunda Oportunidad  en caso de incurrir en nuevas deudas después de haberse acogido a ella anteriormente, aunque no se puede solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) de forma inmediata después de haberse acogido a él una vez.

    La ley establece un periodo de carencia de 5 años desde la conclusión del anterior procedimiento de segunda oportunidad. Esto significa que, una persona que se haya acogido a la Ley de Segunda Oportunidad y haya obtenido la exoneración de sus deudas, no podrá solicitar nuevamente este beneficio hasta que hayan transcurrido 5 años desde la finalización del proceso anterior.

  • ¿Pueden embargar bienes personales una vez me encuentro en el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad?

    Una vez puesto en marcha el mecanismo de Segunda Oportunidad todos los procedimientos judiciales en fase de ejecución de bienes personales o patrimonio deberán de quedar suspendidos solicitando el levantamiento de embargos o la devolución de las cantidades embargadas, es decir, una vez iniciado el proceso no podrán embargarte.

  • ¿Puedo acceder a esta ley siendo autónomo o empresario?

    Sí, los autónomos y empresarios individuales pueden acceder a la Ley de Segunda Oportunidad en España. Esta ley está diseñada para ofrecer una solución tanto a consumidores particulares como a profesionales y empresarios que se encuentren en situación de insolvencia y no sean capaces de hacer frente a sus deudas.